Tratamientos Faciales

Tratamientos Faciales

Usar un humectante facial diariamente es vital para la salud y vitalidad de la piel, sin embargo un tratamiento facial por lo menos una vez al mes, resalta la piel y nos beneficia rehidratandonos, balanceando y reafirmando la piel.

Muchas personas piensan que mientras usen crema humectante diariamente, no hay necesidad de in buen tratamiento facial. Estas personas no podrían estar más equivocadas.

Usar un humectante facial diariamente es vital para la salud y la vitalidad de la piel, sin embargo un tratamiento facial por lo menos una vez al mes realmente resalta la piel y la mejora.

Existe una gran variedad de tratamientos faciales de los cuales escoger y puede ser algo confuso escoger el tratamiento adecuado para nuestra piel.


LIMPIEZA FACIAL PROFUNDA.

La frecuencia con que debemos realizar una limpieza facial profunda varía dependiendo del tipo de piel de cada mujer. Por ejemplo, si el cutis es graso y en él anidan puntos oscuros, es bueno hacer una limpieza semanalmente hasta que el rostro consiga un equilibrio que le permita extender la frecuencia de la acción limpiadora a dos semanas.

Hay otro grupo importante de mujeres para quienes basta una limpieza facial al mes pues su tipo de piel no exige atenciones tan rigurosas, aunque sí todas agradecen la rutinaria limpieza nocturna diaria.

En realidad la batalla de la limpieza facial profunda es contra los puntos negros y espinillas resultantes de la acumulación de impurezas ambientales o producidas por el propio organismo. Prevenirlas muchas veces requiere de cambios en los hábitos alimentarios para conseguir una dieta diaria saludable y equilibrada. El objetivo de la Limpieza Facial Profunda es:

  • Eliminar la acumulación de la secreción de sudor y sebácea producidas por tu organismo, retirando puntos, negros, blancos o comedones.
  • Retirar la suciedad procedente del exterior y/o los restos de cosméticos que has empleado durante el día.
  • Equilibrar el Ph de tu piel. Oxigenar refrescar, purificar y desinfectar tu piel.


LIMPIEZA FACIAL.

La acumulación diaria de impurezas, polución ambiental, suciedad y células muertas pueden tapar los poros e irritar el cutis. Y por supuesto, también puede generar pequeños granos.

Esto puede derivar en una tez pálida y opaca que conllevan a generar problemas médicos mas delicados. Aparte de librarte de problemas en la piel, te ofrece enormes beneficios como, un cutis limpio y descongestionado que absorbe mejor los ingredientes activos de las cremas hidratantes.

La frecuencia con la que debemos realizar una limpieza facial profunda varía dependiendo del tipo de piel de cada mujer. Por ejemplo, si el cutis es graso y en el anidan puntos oscuros, es bueno hacer una limpieza semanalmente hasta que el rostro consiga un equilibrio que le permita extender la frecuencia de estas limpiezas hasta dos semanas.

Hay casos en los que basta una limpieza facial al mes, dado que el tipo de piel no exige atenciones tan rigurosas, puesto que hacen la limpieza al finalizar el día de una manera acertada.

La conclusión de la importancia de la limpieza facial es contra los puntos negros y espinillas que son el resultado de la acumulación de impurezas ambientales o impurezas producidas por el propio organismo.


VAPORIZADOR CON OZONO

El ozono es muy bueno para purificar el rostro. Gracias a si composición, el ozono elimina de forma inmediata bacterias, hongos, mohos y casi cualquier microorganismo que nos pueda causar daño. Incluso, diversos estudios realizados por la FDA de los Estados Unidos ha demostrado que el ozono acaba con el 99.99% de todos los patógenos descubiertos cuando se aplica junto al agua.

Durante nuestros tratamientos faciales usamos el vapor y el ozono para desinfectar el cutis del rostro y ayudar a desintoxicar la piel. Nuestro equipo especializado activa los canales sanguíneos mejorando la circulación y las glándulas sebaceas mejorando la eliminación de los puntos negros y espinillas.


EXFOLIACIÓN FACIAL

Gracias a la exfoliación, la piel de la cara consigue tesura, suavidad y se prepara para la aplicación de tratamientos de belleza.

La exfoliación arrastra las células muertas de la superficie de la piel, haciendo un barrido que le da luminosidad al rostro y que limpia las impurezas que se acumulan en esta parte del cuerpo.

Este procedimiento, te elimina impurezas y toxinas y así ayudará a que tengas una apariencia radiante y a evitar que aparezcan imperfecciones. El tratamiento facial de limpieza profunda es ideal esencialmente para extraer puntos negros, pápulas y granos que se encuentren en un estado mas avanzado, así como también ayuda a equilibrar el pH de la piel y darle una tonalidad mas clara.

Sin embarco, con el paso del tiempo LA PIEL luce opaca y con imperfecciones, lo que además puede derivar en infecciones debido a que diversos elementos se van acumulando en la piel, como residuos de maquillaje, sudor, polvo, contaminantes ambientales, aceites naturales y células muertas.


MICRODERMOABRASIÓN CON PUNTA DE DIAMANTE

La microdermoabrasión es un peeling mecánico, que tiene como función exfoliar en forma profunda la piel, para estimular la renovación celular (que ocurre aproximadamente cada 21 días).

Las células muertas se barren y se succionan con el aplicador, se estimula la producción de nuevas células que generan un efecto rejuvenecedor, ya que la piel queda mas suave, luminosa, y libre de imperfecciones.

Si bien la microdermoabrasión se puede aplicar en el cuerpo, el uso facial es el más común. La técnica consiste en la aplicación de unas piedras con puntas de diamantes de distintos grosores, dependiendo del grado de exfoliación que se quiera provocar, puede ser más suave para pieles más delicadas y más abrasivas para manchas, cicatrices o piel con queratosis.

Las sesiones no son dolorosas, y se puede volver a la actividad normal inmediatamente, solo hay que usar bloqueador solar posterior a la sesión. Las sesiones duran aproximadamente entre media a una hora.

Se puede combinar la microdermoabrasión con electroporación o mesoterapia virtual que es una técnica que permite introducir principios activos en forma más profunda, es similar a una inyección pero sin agujas, solo por un campo electromagnético que permite la permeabilización celular. Además las sesiones se complementan con  mascara facial, que puede ser de colágeno, hidratante o de chocolate para optimizar los efectos rejuvenecedores.

Los principales objetivos son disminuir las arrugas y líneas de expresión finas, disminuir la queratosis, disminuir los poros dilatados, disminuir las pigmentaciones en forma leve, disminuir las cicatrices de acné en forma leve, aumentar en forma local la circulación y disminuir el envejecimiento celular.

Las sesiones de microdermoabrasión se realizan una vez por  semana y se recomienda entre cinco a diez sesiones, para obtener buenos resultados. Se puede realizar desde los 20 años sin tope de edad, tanto en hombres como mujeres. Mientras mas joven sea el paciente su efecto es de prevención y los resultados serán menos notorios que una paciente con mas edad y con más envejecimiento.

La microdermoabrasión es un tratamiento tan seguro que hasta las embarazadas se lo pueden realizar, en ese caso no se acompaña de electroporación, solo se complementa con una mascara facial.

Realmente la microdermoabrasión es un lujo para la piel, ya que tiene efectos importante sobre el envejecimiento tanto de prevención como de tratamiento.

Es un procedimiento amigable, no doloroso, rápido y sin efectos secundarios indeseados y que se puede realizar en pieles morenas o blancas.


PLASMA RICO EN PLAQUETAS

“Si notas que has perdido firmeza y tono en la piel, el plasma rico en plaquetas (PRP) puede ser tu gran aliado. En una sola sesión verás la diferencia: el rostro queda más jugoso e hidratado. En definitiva, más resplandeciente. ¿Sabes en qué consiste?”

Existen muchos tratamientos estéticos que nos ayudan a contrarrestar el paso del tiempo. Quizás el Botox y el ácido hialurónico sigan siendo los reyes de la medicina estética, pero en la lucha contra el envejecimiento contamos con otras muchas armas. Una de ellas es el plasma rico en plaquetas (PRP), que se puso muy de moda hace un par de años y, a día de hoy, sigue siendo una buena opción para mejorar la calidad de la piel.

¿Cómo funciona el plasma rico en plaquetas?

Se trata de un tratamiento estético que promueve la regeneración celular para conseguir una piel más luminosa y tersa, con mejor textura, menos flaccidez y menos arrugas.

“Se suele aplicar en rostro, cuello y manos, aunque también se está utilizando en el cuero cabelludo para potenciar el crecimiento del cabello”, nos explican en Clínicas Dorsia. También busca mejorar algunas patologías como manchas, acné (y sus secuelas), estrías y cicatrices.

¿En qué consiste el tratamiento?

En este tratamiento el ingrediente principal será tu propia sangre. El médico la extrae del brazo de forma indolora (para que te hagas una idea, es como si te hicieras un análisis) y la mete en una máquina que la centrifuga. De este proceso “surge un suero enriquecido en plaquetas y, por lo tanto en factores de crecimiento”, cuenta Sergio Fernández, Médico Estético de Clínicas Dorsia. “Este plasma participará de manera activa en la formación de nuevo colágeno a través de la bioestimulación”. Este colágeno otorgará un rejuvenecimiento global en la zona en que se aplique.

Al ser un tratamiento autólogo (se obtiene sangre del propio paciente) no conlleva riesgos de alergias ni reacciones de incompatibilidad, lo que hace que sea un procedimiento seguro para el paciente.

¿Cómo se aplica?

Antes de someterte a un tratamiento de plasma rico en plaquetas te harán la historia clínica y un análisis completo de sangre, para descartar cualquier patología.

Recibidos los resultados, podrás empezar el tratamiento (a no ser que exista alguna contraindicación). Es muy sencillo: el médico te pondrá una crema anestésica en la zona a tratar. Después, procede a extraer la sangre de tu brazo para centrifugarla. Mientras la máquina cumple su misión, la anestesia hace lo propio, de tal forma que para cuando acaba la centrifugadora (unos 20 minutos) tu piel está lista para recibir el tratamiento.

El médico te aplicará el plasma a través de una serie de pinchazos rápidos, que apenas notarás gracias a la anestesia. En 5-10 minutos estás lista. A continuación, se pone un poco de Trombocid para evitar posibles moratones. Y ya estás lista para irte.

Aunque el tratamiento es sencillo, es posible que se te vean un poco las marcas de los pinchazos. Simplemente ten en cuenta que quizás tengas que maquillarte un poco ese día para difuminar las marcas. Como de costumbre, todo dependerá de lo sensible que sea tu piel.

¿Para quién está indicado?

Se recomienda una vez se empieza a observar que la piel pierde colágeno y su capacidad de regenación celular. Puede aplicarse de forma preventiva, en pieles más jóvenes, o de forma restitutiva en pieles más maduras.

En cuanto al número de sesiones, dependerán de cada paciente. Se suele hablar de forma genérica de 2-3 al año, pudiéndose repetir en caso necesario o incluso combinar con otros tratamientos (radiofrecuencia, botox, etc).

Se puede hacer en cualquier época del año, si bien tendrás que utilizar protección solar tras su aplicación (incluso en invierno).
​El objetivo del plasma rico en plaquetas es otorgarte una piel resplandeciente, como la de estas famosas, que ¡están mejor ahora que de jóvenes!


RADIOFRECUENCIA

La radiofrecuencia facial combate de manera segura y efectiva la flacidez de la piel estimulando el propio colágeno. ¡Se obtienen resultados asombrosos!

Con el tiempo, la red de fibras de colágeno natural y elastina que le da a la piel su forma y elasticidad se desgasta. Este proceso puede acelerarse por el daño solar, la exposición a toxinas ambientales como humo y polvo y otros factores incluidos en el proceso de fotoenvejecimiento. Además a determinada edad, la piel deja de producir la misma cantidad-calidad de colágeno y elastina, es por ello que la piel pierde su tono y firmeza.

¿Qué podemos hacer al respecto?

La radiofrecuencia facial es una técnica que combate de manera efectiva la flacidez. Consiste en aplicar energía de radiofrecuencia para calentar las capas internas de la piel. Al aplicar energía en forma de calor a una temperatura promedio de 40 grados se realiza una contracción de las redes de colágeno y elastina de nuestra piel, obteniendo resultados inmediatos y de larga duración.

¡Eso no es todo!

Un beneficio adicional de la radiofrecuencia facial es que estimula que nuestro cuerpo regenere las redes fibrosas, haciendo que sintetice más colágeno y elastina. En este enlace puedes ver fotos antes y después del tratamiento con radiofrecuencia facial.

Además de contribuir a eliminar la flacidez y reducir las arrugas, el tratamiento con radiofrecuencia facial es una alternativa muy eficaz para lograr una apariencia joven y descansada. Aquí puede leer nuestro artículo sobre 5 razones para hacerse un tratamiento de rejuvenecimiento con radiofrecuencia facial. Pero, ¿se trata de un tratamiento seguro?

La radiofrecuencia facial es una forma segura y clínicamente probada de reafirmar y darle contorno a la piel, logrando mejoras en el tono, el contorno y la textura de forma natural a través de la estimulación de su propio colágeno.

Se la conoce como lifting sin cirugía, ya que se trata de un tratamiento no invasivo y no requiere de anestesia. Se puede aplicar en cualquier sector del cuerpo, especialmente en la cara, cuello, abdomen, muslos y glúteos y es compatible con todos los tipos de piel. Después de una sesión con radiofrecuencia facial el paciente puede continuar con su vida normal, ya que no produce dolor, ni inflamación y no está contraindicado tomar sol con la protección adecuada. Al terminar el tratamiento con radiofrecuencia facial se presenta un ligero enrojecimiento o eritema que desaparece al poco tiempo.

La radiofrecuencia facial está indicada para el tratamiento de:

  • Arrugas y líneas de expresión
  • Papada, mejillas, bolsas y ojeras
  • Envejecimiento de la piel
  • Flacidez y falta de tono en cara y cuello

La radiofrecuencia facial se utiliza en pacientes con leve a moderada flacidez de los tejidos faciales, por lo general en personas de entre treinta y cincuenta y cinco años, para mejorar el contorno facial, combatir la flacidez, reafirmar la piel de los párpados y mejorar las bolsas y ojeras. Estos pacientes obtienen los mejores resultados y, a su vez, los resultados más predecibles tras la aplicación de la radiofrecuencia facial. Si la flacidez de la piel es excesiva, puede pasar que los resultados no sean tan drásticos.

Para entender cómo funciona la radiofrecuencia facial, es útil saber un poco acerca de cómo funciona tu piel. La piel del rostro se compone de tres capas distintas: una capa visible externa en la superficie llamada epidermis, una capa intermedia rica en colágeno ubicada bajo la superficie llamada dermis y una capa interna debajo de la dermis llamada capa subcutánea, también conocida como tejido celular subcutáneo, formado por una capa de grasa que tiene una red de fibras de colágeno.

Cuando el colágeno de estas tres capas se daña por efecto de la sobreexposición solar, como resultado de la herencia familiar o simplemente debido al proceso natural de envejecimiento, tu rostro comienza a perder tono y a mostrar flacidez. Lógicamente los tratamientos que sólo trabajan en la superficie no pueden hacer nada para restaurar el colágeno en las capas internas de la piel.

El tratamiento con radiofrecuencia facial se realiza haciendo deslizar un cabezal sobre la zona a tratar para conducir la energía hasta las zonas más profundas de la piel, logrando la estimulación del colágeno, favoreciendo el efecto tensor y corrigiendo la flacidez.

La radiofrecuencia facial es una técnica no invasiva e indolora. Se notará una sensación de calor, al ser el tratamiento realizado en torno a los 40-42 ºC de temperatura superficial de la piel. Esta sensación de calor profundo es sítoma de que el colágeno está siendo estimulado y reafirmado.

 

Después de aplicar la radiofrecuencia facial el paciente puede continuar con su vida normal ya que no produce dolor, ni inflamación. Tampoco está contraindicada la exposición al sol tras el tratamiento, siempre que se recurra a la protección correspondiente. Una sesión de radiofrecuencia facial tiene una duración aproximada de entre 60 y 90 minutos. Una vez finalizada, puede haber un ligero enrojecimiento o eritema en la zona tratada que dura poco tiempo.

El resultado es la producción de gran cantidad de colágeno y elastina nuevos que forman nuevas fibras que sustituyen a las envejecidas y se consiguen unos tejidos más firmes y elásticos. Si deseas evitar las complicaciones asociadas con la cirugía de estiramiento, la radiofrecuencia facial es tu opción.

Algunas cremas contienen componentes como el ácido hialurónico o la queratina que también contribuyen a elevar los niveles de colágeno en la piel. En esta otra web encontrarás información sobre el ácido hialurónico y también un listado de cremas recomendadas con ácido hialurónico.


ALTA FRECUENCIA

La máquina de Alta frecuencia es un tipo de corriente eléctrica que se utiliza en cosmetología con varios fines. Seguramente te han aplicado alta frecuencia al realizar la tradicional limpieza de cutis.

COMO FUNCIONA?

Se emplean electrodos de cristal llenos de gas, que tienen por objetivo generar un aumento de calor en la piel, mayor irrigación sanguínea y por ende enriquecimiento del tejido de oxigeno. Posee importantes efectos desinfectantes, descongestivos, antiinflamatorios y estimulantes de los tejidos.

PARA QUE SE USA?

  • Es esencial en limpiezas de cutis y otros tratamientos anti-acné, ya que baja la inflamación y las rojeces al mismo tiempo que tiene una acción bactericida (para luchar contra la bacteria del acné). Luego de la extracción de comedones (espinillas y puntos negros), la alta frecuencia tiene la propiedad de cerrar los poros, que se han abierto con el vapor para trabajar más profundamente.
  • Es un tratamiento ideal para pieles sensibles, irritadas, congestionadas y/o reactivas.
  • Tiene propiedades estimulantes que ayudan a pieles faltas de tono a recuperarlo.
  • Tiene un efecto anti-estrés de la piel.
  • Ideal para luego de la depilación
  • Acné y seborrea
  • Pos masaje y otro tipo de aplicación estimulante
  • Tratamientos capilares

COMO SE USA

Su mayor uso es en las mejillas, la frente, y la nariz y la sensación es de un calor en la piel. Según el objetivo que se quiera lograr se puede usar de varias maneras:

  • En contacto total con la epidermis, deslizando el electrodo, formando pequeños círculos y con suma lentitud. Su acción es calmante, descongestiva y bactericida.
  • Aplicación ligeramente despegada de la epidermis: Mediante centelleo sobre la epidermis, se convierte el oxígeno (O2) en ozono estimulante (O3). También mediante efluvios el electrodo apenas roza la epidermis o se desliza por una gaza que aísla a la piel del electrodo. Su acción es semi-calmante y bactericida.
  • Masaje indirecto: Te hacen sostener un dispositivo que hace las veces de electrodo pasivo, mientras que el profesional hace un masaje sobre la zona que quiera tratar, con el producto ya extendido sobre la piel.

En limpiezas de cutis normales, la aplicación de Alta Frecuencia dura como mucho 5 minutos. La corriente alterna de alta tensión y de menor número de interrupciones (cerca de un millón por segundo), puede atravesar el cuerpo humano sin ningún peligro y sin los desagradables y dolorosos fenómenos irritativos que en músculos y en nervios se producían con el empleo de la electricidad en forma de corriente galvánica.

El equipo de alta frecuencia se puede utilizar facial o corporal. La frecuencia de uso varía según el tratamiento (acné, rosácea, celulitis, envejecimiento, dolores musculares, para la asepsia de la piel en caso de dolores articulares, foliculitis).


EQUIPOS DE ALTA TECNOLOGÍA

Terapia Biofotonica para el rejuvenecimiento de la piel. Ayuda para los problemas de acné vulgaris, para el rejuvenecimiento facial, en tratamientos pos operatorios, para las estrías, para la des pigmentación de la piel,