ES IMPORTANTE EL CUIDADO DE LA PIEL?

ES IMPORTANTE EL CUIDADO DE LA PIEL?

¿Conoces los cuidados de la piel? Es importante que tengas una rutina diaria de cuidado de tu piel. Debes realizarla en las mañanas y en las noches.

Actualmente el estilo de vida, los cambios climáticos, los radicales libres presentes en el ambiente y la aparición de enfermedades críticas en personas cada vez más jóvenes, nos han demostrado que para cuidar nuestra piel ya no es suficiente con utilizar solo agua y jabón.

Por esta razón, recientemente la industria de la salud, cosméstica y belleza ha tenido un gran crecimiento pues ha evolucionado en respuesta a nuestras necesidades. No es sorpendente que en los grandes almacenes la sección de bienestar cada vez sea más amplia y variada.

La clave para mantener una piel saludable es generar un hábito de cuidado básico diario de acuerdo a nuestro tipo de piel, estilo de vida y presupuesto.

Para encontrar este balance es posible que necesitemos probar varias alternativas hasta encontrar una rutina flexible que incluya una línea de productos acertada para nuestra piel.

Es natural que los cuidados de la piel requieran ajustes o mejoras con el paso de los años pues nuestra piel está en constante evolución.

Cuidados de la Piel: Básicos

Los cuidados de la piel deben incluir mínimo tres pasos básicos: Limpiar, Tonificar e Hidratar. Si presionas en cada uno de ellos encuentras más información, utilidad, cómo hacerlo y cómo preparar algunas alternativas prácticas y caseras.

Limpias para retirar suciedad e impurezas de tu cutis. Luego tonificas para preparar tu piel para una mejor humectación y mejorar el aspecto de los poros. Finalmente hidratas para mantener tu piel con su humedad natural, protegida del sol, los radicales libres y demás agentes externos que son nocivos para la salud de tu piel.

Radicales Libres

Los radicales libres son átomos o grupos de átomos -moléculas- que han perdido un electrón y por lo tanto se encuentran inestables o fuera de control. Se encuentran presentes en el aire, principalmente por efectos del humo, la polución, la radiación y el sol. Para poder equilibrarse, usualmente ingresan en nuestro organismo con el fin de buscar y robar un electrón de nuestras moléculas sanas y estables. Esto genera desorden y degeneración celular en nuestro cuerpo.

En un mediano plazo lo anterior se traduce en signos de envejecimiento prematuro como arrugas, pérdida de elasticidad y firmeza en nuestra piel. En el largo plazo se traduce en cáncer y en otras enfermedades asociadas con nuestra piel y organismo. La mejor forma de regular el efecto de los radicales libres en nuestro cuerpo es a través de los antioxidantes.

Antioxidantes

Los antioxidantes neutralizan el efecto oxidante de los radicales libres y por lo tanto disminuyen el impacto de los factores de envejecimiento. Además, protegen las proteínas y los lípidos de nuestra piel presentes principalmente en la dermise hipodermis. Se encuentran en la vitamina A o betacaroteno, vitamina E, vitamina C y el selenio.

Los cuidados de la piel con productos nutritivos y a base de antioxidantes ayudan a generar una barrera protectora en nuestra epidermis que filtra el ingreso de los radicales libres a nuestro cuerpo. De esta manera todas las tres capas de nuestra piel estarán protegidas.

Cuidados de la Piel: Especiales

Existen otros cuidados de la piel o cuidados especiales que también hacen parte de la estética facial. Dentro de los cuatro cuidados especiales encontramos: Desmaquillar, Corregir, Proteger y Consentir.

Antes de la limpieza del cutis se encuentra otro paso: Desmaquillar. Este paso es necesario para las mujeres que usan maquillaje en ojos y labios. Después de tonificar y antes de hidratar se realiza el paso de: Corregir. Este paso en el cuidado facial es especial para el antienvejecimiento de las pieles maduras que ya presentan líneas de expresión o arrugas.

Estas pieles necesitan de productos especiales que corrijan o disminuyan las arrugas y que prevengan su reaparición. Este paso incluye todos los tratamientos faciales, anti-envejecimiento o de rejuvenecimiento facial.

También encontramos otro paso esencial dentro de los cuidados de la piel: Proteger. Muchos productos hidratantes incluyen este paso. Es necesario proteger nuestra piel de los rayos ultravioleta de tipo UVA y UVB, de los radicales libres y de otros agentes externos.

Contrario a lo que muchos piensan, los rayos ultravioleta no solo se manifiestan o son recibidos por nuestra piel cuando estamos expuestos al sol o al aire libre. También los recibimos cuando estamos en el interior, incluso en nuestra oficina u hogar.

Finalmente, existe un paso opcional pero que resulta ser el más atractivo para nuestra piel: Consentir. Este paso incluye algunas técnicas diseñadas para consentir, regenerar y nutrir nuestra piel. Estas técnicas no requieren ser realizadas diariamente. Entre ellas encontramos exfoliacion, mascarillas y vaporización entre otras.

La rutina diaria de cuidado facial básico en conjunto con los cuidados especiales mantiene tu piel saludable y con una sensación de frescura sin importar cuál sea tu tipo de piel. Tu cutis lucirá terso y suave.